7 razones por las que tu adolescente (dice que ) te odia

7 razones por las que tu adolescente te odia

En la maternidad hay hitos que son como ritos de paso: las primeras palabras de tu bebé, su primer día de colegio o de instituto y el primer día que, adolescente que te pasa ya una cabeza pero pesa la mitad que tú, se planta delante de ti y te grita un “te odio” que le partiría el alma a cualquiera. Pero… ¿por qué me odia mi adolescente?

Aunque no te las diga, la verdad es que tiene un buen puñado de razones para estar a disgusto contigo. Y no estaría de más que te pararas a pensar sobre ellas y a ponerles remedio cuanto antes.

Y si no tienes mucha prisa, te adelanto que, si tu adolescente te dice que te odia, es porque no estás reconociendo a la persona en la que se está transformando. Ya no es un bebé, y mientras sigas tratándole como a tal, el conflicto no desaparecerá.

No es culpa tuya

Esto es lo primero que debería quedarte claro. No hay nada que hayas hecho mal. Los conflictos de baja intensidad entre padres e hijos son normales en la adolescencia, y que una persona de 15 o 16 años diga en un momento de gran intensidad emocional ese temido “te odio”… Solo significa que está muy enfadada.Adolescente enfadado

Hace unas semanas hablamos en este mismo blog sobre los pulsos y conflictos propios de la adolescencia, así que no voy a insistir mucho en ello, pero sí te voy a repetir algo: la razón principal de los problemas son los cambios propios de la edad

Tu adolescente está cambiando porque su programa cerebral así lo exige: necesita conocer otros ámbitos, relacionarse con otras personas, desarrollar nuevas habilidades… Su cerebro se está preparando para salir del nido y necesita asumir nuevos riesgos y experimentar nuevas sensaciones.

Es verdad, la infancia pasa muy rápido, y más en esta época de prisas en la que no nos da tiempo a nada. Pero si quieres ser tu mejor versión para acompañar a tu adolescente, debes asumirlo lo más rápido posible, adaptarte a sus nuevas necesidades y prepararte para disfrutar de esta nueva etapa. Como cuando empezó a caminar y quitaste de las superficies bajas los objetos que se podían romper.

Las 7 razones por las que tu adolescente dice que te odia

Algo que deberíamos grabarnos a fuego en cuanto nos convertimos en personas adultas es que la insatisfacción adolescente sí tiene motivos. Tiene, de hecho, muchísimos motivos. Claro, desde la perspectiva adulta, en la que los problemas son de otra índole (perder el trabajo, no poder pagar un préstamo, una enfermedad), las complicaciones existenciales de la adolescencia nos parecen cosas de niños, pero no lo son.

Si de verdad quieres comprender a tu adolescente, debes comenzar por recordar tu propia adolescencia, conectar con la persona perdida y vulnerable que eras entonces y ver a tu adolescente desde ahí. Cuando te coloques en esa perspectiva, podrás entender mucho mejor su enfado.

Ahora sí, te cuento las siete razones por las que tu adolescente se siente mal contigo:

1. No le dejas hablar.

¿Cómo que no le dejo hablar? ¡Pero si no hago más que preguntarle cómo le va, qué hace aquí o allá y me contesta con bufidos! 

Madre habla con adolescenteSí, es verdad, tu adolescente no responde a tus intentos de hacerle hablar. Pero siéntate, analiza qué le preguntas y cómo y piensa con quién más te comunicas así. ¿Acaso cuando te tomas un café con una amiga la bombardeas a preguntas así? Probablemente no, porque lo que solemos llamar “hablar” con nuestros adolescentes suele ser más bien un interrogatorio.

El hábito de la conversación con nuestros hijos e hijas debe asentarse desde la infancia, así que no es de sorprender si, tras haber pasado años sin interesarnos por sus cosas, cuando llegan a la adolescencia no nos cuentan nada. Pero no te preocupes, que esta situación se puede revertir.

Si quieres hablar con tu adolescente, crea la ocasión para ello. Invítale a sentarse con su bebida favorita y charlad sencillamente, sin objetivos ni juicios. Verás como poco a poco se va abriendo a ti.

2. No haces más que criticar

Sí, eres su madre y quieres lo mejor para tu adolescente, claro que sí. Pero, créeme, no necesitas juzgar todo lo que hace. Tampoco necesitas comentar que no estás de acuerdo.

Con frecuencia le digo a mi hija que, si no va a aportar nada bueno a una persona, no le dé su opinión. Pues bien, esta misma norma aplica cuando somos madres. Si no vamos a decir nada bueno, es mejor no decir nada. 

Claro, no te vas a quedar callada cuando viene con cinco suspensos después de no haber abierto un libro en toda la evaluación. ¿O quizá sí? ¿Quizá tu adolescente ya sabe lo que ha pasado y por qué y no necesita que vengas tú a repetírselo? ¿Quizá baste una mirada? Piénsalo.

3. Invades su espacio continuamente

Aunque no entres en su habitación sin llamar, en tu manera de relacionarte con tu adolescente es muy probable que invadas su espacio personal una y otra vez.

Cuando le dices cómo vestirse o peinarse, cuando le obligas a permanecer un tiempo determinado delante de los libros o interrumpes su concentración en algo que le interesa, estás invadiendo su espacio.

Tu adolescente necesita separarse de ti y tomar sus propias decisiones. Si tú no respetas esa necesidad, probablemente sentirá que le tratas injustamente.

4. Le das pocas o demasiadas muestras de afecto

Sí, los adolescentes suelen ser ariscos con sus familiares. Pero eso no significa que no necesiten el afecto.

Lo necesitan, sí, porque necesitan saber que estás ahí, que en ese torbellino de cambios al que se ven sometidos sin entender muy bien lo que les pasa, hay algo que no ha cambiado: el amor que su madre y su padre sienten por él.

Demostrar afecto no es negar una muestra de cariño “porque ayer no quisiste darme un beso”, ni plantarle un beso delante de sus amistades (“¡qué vergüenza!”), por mucho que el curso pasado no le molestara.

Demostrar afecto es saber estar presente, abrazarle cuando lo necesite (en privado, por favor) y apartarse cuando sea necesario.

5. No le aceptas como esAdolescente

No te puedes imaginar la cantidad de adolescentes que me dicen esto: mi madre (o mi padre) no me acepta como soy.

Lo peor es que la mayoría de las veces esto no es cierto: sí aceptamos a nuestros adolescentes como son, pero no sabemos hacérselo ver.

Pero claro, si nunca le dices a tu adolescente cuánto te gusta cómo es, lo que hace, su manera de ser ¿cómo quieres que lo sepa?

6. Te enfocas en lo negativo

Tienes la cama sin hacer. Recoge la cocina. No vayas con esas pintas. ¿Estás segura de que has estudiado suficiente? Otra vez has llegado tarde. Ay, levanta la cabeza del móvil, por favor.

¿Alguna vez has hecho la prueba de apuntar todos los mensajes negativos que le das a tu adolescente en un día? Porque ya te digo yo que a la hora del desayuno te has aburrido de escribir.

Y, sin embargo, tu adolescente es una persona maravillosa y perfecta, que hace un montón de cosas bien. Y necesita que se lo digas, porque aún no se quiere suficiente como para decírselo solo. Es más, si no se lo dices tú, probablemente ni siquiera aprenda a decírselo él.

7. No haces el esfuerzo de saber quién es

No reconozco a mi hija”, me dijo hace poco una madre del centro donde trabajo.

A lo largo de mi trayectoria profesional, esta es una de las frases que más he escuchado.

Pero, de la misma manera que hiciste el esfuerzo de conocer a tu bebé, interpretar sus señales de hambre y sueño, o de saber anticiparte a las explosiones de tu hija pequeña, te toca hacer un trabajo de descubrimiento de tu adolescente.

Quizá te parecía más fácil en la infancia, pero el vínculo que tienes con tu adolescente es sagrado, y merece la pena que vuelvas a hacer este esfuerzo. 

Vale, mi adolescente tienes razones para odiarme… ¿y ahora, qué hago?

Bueno, básicamente te diría que tienes dos opciones.

Como te he dicho antes, que tu adolescente te odie está muy relacionado con la etapa de desarrollo cerebral que está atravesando. 

¿Podrías, entonces, sentarte a esperar a que se acabara?

Por supuesto que podrías. 

Pero ya te digo que no es la mejor opción.

Porque hoy estás sembrando las semillas de vuestra relación de mañana, cuando tu adolescente sea una persona adulta que haga y deshaga a su antojo en su vida.

La otra opción es más difícil a corto plazo, pero da mejores frutos.

Consiste en ayudar a tu adolescente a encontrar su propia vía, aceptando sus sentimientos, trabajando vuestra conexión, valorando todo lo que tiene de bueno, que seguro que es mucho.

Comunícate con tu adolescente, ayúdale a superar sus dificultades, apóyale para que trabaje su autoestima, y verás cómo, escondida tras la cerrazón y la negativa, había una persona maravillosa.

Adolescencia positiva nació para ayudarte en este camino.

Pregúntame por aquí si te queda alguna duda.

48 comentarios. Dejar nuevo

  • Cometo errores sin duda. Ya me informé de ellos pero de nada sirvió. Por ejemplo
    Si empiezo una conversación no interrogatorio contando una anécdota de mi trabajo o mis amigos o una noticia de actualidad su reacción es decir » ¿Sabes qué? A mí no me interesa que me interesa que me lo cuentes»

    Responder
    • Dese luego no es agradable escuchar este tipo de respuestas, vengan de tu hijo o vengan de otra persona. Y entiendo que no es fácil pretender que no te afecten. Pero si lo vemos desde el otro lado, te pregunto: ¿a ti siempre te ha interesado la conversación de otras personas o incluso la de tu propio hijo cuando era más pequeño y hablaba de cosas que a ti no te suponían nada nuevo? Si de algo pueden presumir nuestros hijos es de ser absolutamente sinceros con lo que piensan, aunque duela a los demás. Ellos aún no están preparados cerebralmente hablando para empatizar con los demás. Por eso no debes tomarte sus comentarios como algo personal, sino como un simple comentario sincero de que a él, en ese momento, no le interesa lo que estás contando porque seguramente tendrá otras cosas en la cabeza que a él le parecen más importantes. Es un camino complejo a veces, pero ya verás como, poco a poco, surge la comunicación entre vosotros. Saludos y gracias por escribir.

      Responder
    • Estoy cansada de leer tantos artículos donde los que aparecemos como «los malos» de la película. Yo me he desvivido pir mis hijos, però con mi hija de 19 años es imposible hablar, pedir saca la basura, me falta al respeto constantemente y delante de mi hijo pequeño. Siempre que me ha necesitado he estado ahí. Quizá es tarde para revertir la situación, pero hace ya 6 años que la convivencia con ella es un infierno, y lo más triste es que empiezo a asumir que me odia y que no hay nads que hacer, solo aceptarlo, y como me dice constantemente, se irá y nunca conoceré a mis nietos. Me niego a aceptar que mis errores puedan provocar esa ira y falts de respeto contra mi.

      Responder
      • Hola..igual me siento es como si fueras una fotocopia de lo que yo estoy viviendo ..mi hija tiene 19 y tengo un hijo de 12 ..y tal cual mi vida es igual a la tuya

        Responder
        • Yo con mi hijo de 19 años estoy exactamente igual. También estoy empezando a aceptar que nos odia, que va a pasarlo muy mal en esta vida, pero que tengo que dejarlo hacer ya su vida sin nuestro apoyo económico de ningún tipo y que se de de golpe con la realidad de la vida. Siempre quiere más. Ahora quiere trabajar en verano (donde va a ganar 1700 €) y gastar todo el dinero en comprar un coche de segunda mano barato, cambiar tubo de escape y esas cosas del coche para que sea guay como los de las películas, y el resto del dinero para salir. Mientras quiere que nosotros sigamos financiandole, el móvil, la ropa, el tabaco, etc. Soy yo o tengo motivos para estar preocupada

          Responder
      • Diana calderon
        agosto 5, 2023 3:08 am

        Estoy viviendo lo mismo mi hija va cumplir 15 me trata como si fuera su enemiga si por ella fuera ni me hablara se molesta cuando la saludo siempre he estado para ella por lo menos eso creo y me des autoriza cuando corrijo mi niña de 10 años leo mucho sobre estos casos y pongo en prácticas y no funciona nada estoy muy triste

        Responder
      • No eres la única, mi hija de 18 me trata igual y tengo dos hijos mayores y nunca han hecho esto.

        Responder
        • Elisa isabel
          abril 9, 2024 4:34 pm

          Hola pues mi hijo tiene 20 y lo siento mucho si no le intetesa mi casa mis normas y respetarnos que se vaya yo sinseramente no voy a dejar que nadie me maltrate en mi vida no pq sea mi hijo se lo voy a permitir

          Responder
    • Mi hijo tiene 16 años, hasta hace un año y medio, no solo era un maravilloso estudiante, buena persona, y una persona alegre y divertida, sino que además era un punto de apoyo para mí, pues es o era una persona muy empática y siempre dispuesta a ayudar. Creo que ha sido un niño feliz, aunque el ahora dice que nunca ha sido feliz, y que lo que hacia era disimular. No sé. Empezó a salir con una chica, negando que estaba saliendo con ella, empezó a mentir por cualquier cosa, pero aunque le estuvieras viendo lo que había hecho, lo peor y lo que más me preocupa no es que intente demostrar con cada gesto que nos quiere fuera de su vida ( pero si quiere nuestro dinero y lo que ese dinero le da: teléfono, internet, ropa…), sino que no es feliz, está triste, amargado, irascible, no sale con sus amigos, les deja de lado, y se pasa las horas en la casa de los padres de ella. Se ha resentido en los estudios, y no tiene ilusión ya por nada, ni por el baloncesto que le apasiona, ni por estudiar nada…Ninguna ilusión, ninguna meta, de hecho pasa a bachillerato y me dijo que no quería estudiar, que no le gusta nada, y siempre se le han dado bien los estudios.

      Responder
      • Soy una adolescente de 16 para 17 y creo que también puedo entender a tu hijo, en esta edad es difícil saber que quieres, es fácil ser influenciado y saber lo que quieres es lo más complicado. Pero por ello, no creas que sus emociones no son importantes, creo que deberías hablar con el sin gritos, crear una conversación entre dos personas que confían el uno en el otro, y preguntarle sus razones, ¿por qué os quiere fuera de su vida? , ¿por qué no es feliz? . Entiende sus razones y intentar buscar una solución entre los dos y recuerda siempre tener en presente la empatía. También hazle llegar como te sientes tú respecto a su comportamiento y que te entristece verlo así, porque eres su madre y porque le quieres. Sé sincera con el y intenta ayudarle por favor, no tener rumbo en esta edad de verdad puede ser malo, aunque no tenga del todo claro lo que quiera, intenta guiarle por el buen camino y ya encontrara su rumbo, tú solo guíale y asegúrate de apoyarle en el proceso cuando empiece a tener claro lo que quiere hacer … Yo no tenía claro que hacer en un pasado con mis estudios, y de verdad que a esta edad casi nadie disfruta estudiar, así que opino que es muy arriesgado dejar los estudios con mi edad, ya que no tienes claro que es lo que quieres. Si deseas ayudarle puedes intentar abrirle la mente, hacerle ver todas las opciones que tiene y lo afortunado que es de poder estudiar.
        Pero lo primordial es hablar con el sobre su felicidad y como ayudarle a ello, intentar hacerle ver lo afortunado que es. Creo que a veces es complicado escuchar a tu madre si sientes rechazo hacia ella, así que puedes intentar que una persona externa hable con el si no te ves capaz de comunicarle esto bien o si ves que no te hace caso.
        Otra opción mu recomendable que hubiera amado tener hubiera sido acudir al psicólogo para lo de la felicidad, o acudir a un orientador para el tema de los estudios.
        Espero que os vaya todo genial y logres hablar con el, no lo des por perdido nunca y busca soluciones, que siempre las hay. Mucha suerte :)!!

        Responder
        • Que bonito ver que alguien «del otro lado» se preocupa de leer estas cosas.Seguro que eres una gran hija,te felicito.Y, si algún día quieres ,también una gran madre!

          Responder
        • Gracias, por tu opinión. Y por compartirnos tu experiencia ws muy valioso para nosotras como madres de adolescente. Dios te bendiga.

          Responder
  • Susana Lerma
    mayo 31, 2022 10:24 pm

    Yo, me encuentro en un conflicto muy desagradable en estos momentos. Mi hija de 14 años, con la que he platicado, compartido experiencias, a la que le he inculcado valores, estoy siempre pendiente de su bienestar y senlo hago saber para que se mantenga al margen de los problemas y en su momentos los supiera afrontar… pues hoy por hoy empezó a faltarnos al respeto y a ponerse muy a la defensiva; con mucha duda y con base a algunas cosas que ella me había platicado revisé su celular para ver que es lo que la había cambiado tanto. Estoy muy muy triste porque en lugar de encontrar algo que le estuviera pasando, algún problema o algo así…. encontré conversaciones en donde se expresava con tal vulgaridad que jamás me lo podía esperar de ella, usando palabrotas que ni Yo como adulta me atrevo a decir o escribir a alguien… me encuentro muy decepcionada, enojad, profundamente triste. Que ahora después de una semana no tengo ánimo de hablar con ella, apenas lo básico, no la puedo ver a los ojos. Es muy triste todo lo que se perdió con esto entre nosotras.

    Responder
    • Hola Susana, entiendo tu decepción, pero debes saber que una de las pautas principales para acompañar a nuestros adolescentes es no tener ningún tipo de expectativas con ellos. Si tu hija ahora habla así, seguramente será porque desea sentirse parte de los amigos que tiene a su alrededor y por eso se comporta como ellos. Tu hija es lo más bonito que tienes y ahora estás así porque no está cumpliendo con tus expectativas. Por otro lado, no creo que espiar su móvil sea lo más aconsejado, ella tiene su intimidad y merece ser respetada. Los adolescentes suelen tener un comportamiento diferente delante de los padres o delante de los amigos. Respecto a las faltas de respeto, te aconsejo que leas otro de nuestros artículos sobre este tema: https://adolescenciapositiva.com/adolescentes-y-faltas-de-respeto-la-mejor-respuesta-educativa/

      Responder
  • Hola!
    Mi hija desaprueba cada comentario que hago incluso si no son hacia ella.
    Digo a mi hijo algo y.. “ay mamá. Así se dice ahora”
    Le digo a mi esposo que eso no y ella “ay mamá no exageres, él quiso decir otra cosa” y así… parece que lo para lo que pienso, digo y hago siempre tendrá una opinión mala.
    Estoy realmente agotada!

    Responder
    • Hola Jazzz, como has podido leer en el artículo no se trata de algo personal contra ti, simplemente es una fase en la que necesitan negar de alguna manera a los padres para poder reafirmarse ellos como personas autónomas. Si necesitas trabajar en las emociones que te producen estas situaciones, mi consejo es que realices algún programa de inteligencia emocional. Hay muchos en internet, yo, desde aquí, puedo aconsejarte nuestro programa del Círculo de la armonía materna: https://adolescenciapositiva.com/circulo-de-la-armonia-materna

      Responder
  • No se k hacer. Tengo una niña de 14 años y me contesta muy mal es muy desobediente. No le puedo ni hablar esta de muy mala leche siempre ha pasado de quererme a odiarme en casa no quiere hacer nada.

    Responder
  • Mi hija de 17 años se fue de la casa, no se dónde está, me bloqueó de todo lado, habla con mi prima y le dice q estoy loca, q me odia, q no me quiere ver nunca más y le escribí q regrese o q acepte ayuda económica y me dijo cosas terribles, no sé q hacer

    Responder
  • En mi caso mi sobrino me odia, sus padres se separaron y el tiene ahora 13 años, una edad mala y está con amistades que no me gustan, con gente que empieza a tontear con drogas, violencia y mucha chulería, yo quiero q sea un buen chico y que sea un hombre con valores el día de mañana. Es imposible hablar con el pa darle consejos, me dice cosas como q le coma la*** y está empezando a pegarme. Estoy muy hundido y empiezo a estar mentalmente.. Ya no se q hacer…
    Quizás no deja meterme en su vida pero veo como esta tira do su vida por el retrete.. Nose como afrontar esta situación, me da pena saber q no puedo hacer nada y me entristece saber q la única solución es dejarlo caer

    Responder
  • Yo también estoy atravesando ésta etapa..ayer mi hijo con todas sus fuerzas me dijo que me.odiaba. es muy doloroso

    Responder
  • Mi hija de 17 me odia nose q hacer trato de hablar con ella y me grita me dice q me largue q no quiere verme

    Responder
  • Julián Borbón
    febrero 2, 2023 6:07 pm

    Tengo 17 años y me siento identificado con este artículo.
    Siempre reacciono de una manera grosera con mi madre, nunca la he insultado. Pero igual le hago sentir mal con lo que digo y me siento culpable, estresado, Incomprendido y sólo hago que los que me quieren se alejen de mí.
    Aveces intento conversar con ella y hablarle de mis problemas, pero siento que no me entiende cuando dice: «Es normal en tu edad que te sientas así, yo tuve los mismos problemas y te entiendo.» La verdad es que no me entiende, no me deja terminar de hablar y no me toma en serio.
    Aveces su respuesta es «Sí pero esa no es una razón para que me faltes al respeto» vivo en Suiza desde hace poco más de 2 años y no me he podido acostumbrar. Siempre llego a la casa cansado mentalmente, enojado, depresivo y sin querer hablar con nadie.
    Cuando hablo con ella al final siempre hablamos de ella y sus problemas en el trabajo o en su vida diaria intentando darnos todo lo que necesitamos. Ya sé que ella también tiene problemas, pero no creo que decirme todas esas cosas esté bien. Mis problemas han aumentado desde que ella me dice todo eso, lo único que hago es pensar en eso y cargar con el peso de sus problemas y los míos. Al final de la conversación estoy enojado, me siento peor, siento que no sirve de nada intentar hacerle entenderme mejor y no pude desahogarme sólo porque ella siempre cambia el tema. Tampoco me siento bien hablando con mi psicóloga porque siento que a ella no le interesa nada de mi vida, no es una persona cercana a mí y además le pagan por escucharme y no me siento mejor después de hablarle.

    Al final no tengo nadie que me entienda para cuando quiero hablar, me guardo los sentimientos y siempre estoy de mal humor.

    Responder
    • Hola Julián. Gracias por escribirnos. Entiendo perfectamente tu situación y lo cierto es que tienes razón cuando dices que muchas veces los padres escuchan para responder enseguida y no para entender lo que se le está diciendo. Pero por otro lado, también te digo que es normal que una psicóloga cobre por escuchar, también los médicos cobran por mejorar la salud de sus pacientes y nadie se siente mal por ello. Así que debes pensar que también es normal que tu psicóloga cobre por ello, no quiere decir que no le importe tus problemas, seguro que hace lo posible por echarte una mano. Mi pregunta es ¿no tienes a nadie tampoco en clase que te escuche o comparta contigo intimidades?

      Responder
    • Hola Julián, gracias por escribir, yo soy una madre como la tuya y leerte me ha ayudado a entender un poco mejor a mi hijo que también tiene 17 años.
      Como madre te puedo decir que por supuesto que no podemos ni de lejos llegar a entender cómo os sentís pero queremos. Ayer erais niños y hoy sois hombres ya. A nosotras no nos ha dado tiempo a digerir eso de que os hagáis mayores. No sabemos cómo ayudaros, os vemos sufrir y hacemos lo que sabemos para daros nuestro amor y comprensión. No funciona claro, pero te digo algo, no funciona de momento porque os procesamos tanto amor que encontraremos la manera de escucharos adecuadamete, de daros la independencia que necesitáis y tratarlos como los hombres que sois. Solo por veros sonreír.
      Otra cosilla en plan consejillo, tu psicóloga ha estudiado durante años las distintas maneras de ayudar a que otras personas encuentren su camino. Tiene herramientas que funcionan y que si las aprendes bien te ayudarán el resto de tu vida. Dale una oportunidad o mejor datela a ti mismo de aprender de tu profesional particular.
      Un abrazo. Gracias gracias gracias.

      Responder
  • Yo tengo 23 años y mi madre me ha anulado como persona y me ha minado la moral poco a poco desde la infancia con las notas,las exageradas expectativas,un claro favoritismo por Mís hermanas y un sin fin de comparaciones con mi hermana melliza con mejores aptitudes académicas yo siempre he intentado mantenerme fuerte como especifica mi rol de género como hombre de la casa dado que mi padre ejerce más bien de mueble del salón que como padre ante las discusiones sin fin de ambos tanto de mi madre como de mi padre a mi no me quedo de otra que poner todas mis inquietudes vitales en amigos que te responden con un cliché del estilo son cosas que pasan o uno no elije la familia que le toca pero eso A mi no me reconforta siento k hoy día con 23 años no se hacer nada que mis cualidades se resumen en respirar comer y dormir tengo un agobio y una ansiedad ante cualquier tipo de decisión en mi vida ya sea importante como elegir una carrera o menos importante como elegir donde
    Cortarte el pelo cada toma de decisión me paraliza pienso demasiado en cada posible suceso que ocurra a raíz de mi decisión y el no tener la certeza de cual es la mejor opción me paraliza y lo hablo con mi madre que aunque no nos llevemos muy bien con ella se puede hablar por que mi padre no tiene el más mínimo interés en nada que tenga k decir cuando lo hablo con mi madre le resta importancia como si la respuesta a mi problema fuera solo dejar de pensar y me despacha en cuestión de minutos para seguir su día a día que es mucho más importante que Mís sentimiento o pensamientos

    Responder
  • Alejandro, eres valiente al escribir tus sentimientos. Gracias por compartir tu visión de hijo, lo que has escrito nos sirve a muchos padres que podremos leerte. Te leo desde Puerto Rico, soy madre de tres varones que amo con mi vida. Ninguno de ellos vino con instrucciones (se que es cliché) así es que tratamos de hacer lo mejor que podemos, en el entendimiento que también somos individuos con una carga de educación donde nuestros padres tampoco fueron perfectos en la crianza.
    Me gustaría invitarte a leer nuevamente lo que has escrito (probablemente lo has hecho ya en varias ocasiones) pero esta vez, intenta salir un poco de tu sentimiento para ser más objetivo, entonces intenta descubrir las cualidades de tus padres, no para validarlos a ellos, sino para descubrir que seguramente te han amado con este imperfecto amor, pero que para ellos como para otros eres valioso.
    También te comento que como educadora que soy lamento profundamente que los sistemas de educación en la mayoría de los países sigan siendo generalistas, abrumadoramente competitivos e ignorantes de las competencias de los estudiantes como individuos con capacidades e intereses diferentes. Ustedes los jóvenes son mucho más que una nota académica y se que a pesar de las dificultades que enfrentas y con las que has cumplido 23 años, debes tener capacidades que debes explotar, ¿qué te gusta hacer? ¿Qué te ha salido bien? No desistas y busca a través de tus intereses ir validando te como persona para dar de ti a esta sociedad.
    Ayer por la noche cuando te leí, me diste un espacio de reflexión que te agradezco, espero con ello tener mejor comprensión de lo que pueden sentir mis hijos.
    Un abrazo

    Responder
  • Hola, tengo una hija de 15 años y un nene de 13. El problema es q mi hija me contesta y me vacila, no lo llevo bien y creo q me pongo a su altura. El gran problema es q mu marido SIEMPRE q discuto con mi hija, me quita la razón delante de ella, dándole siempre la razón y a cediendo a sus peticiones. Eso hace q hayan creado un vínculo fuerte y ya cada vez me siento mas lejos de los dos.
    Yo soy la madre mala y loca y el siempre es el padre guay. Me encanta q tengan buena relación, pero me hace sentir un cero a la izquierda en cuanto a mis hijos y su educación

    Responder
  • Soy una adolescente de 16 para 17 y creo que también puedo entender a tu hijo, en esta edad es difícil saber que quieres, es fácil ser influenciado y saber lo que quieres es lo más complicado. Pero por ello, no creas que sus emociones no son importantes, creo que deberías hablar con el sin gritos, crear una conversación entre dos personas que confían el uno en el otro, y preguntarle sus razones, ¿por qué os quiere fuera de su vida? , ¿por qué no es feliz? . Entiende sus razones y intentar buscar una solución entre los dos y recuerda siempre tener en presente la empatía. También hazle llegar como te sientes tú respecto a su comportamiento y que te entristece verlo así, porque eres su madre y porque le quieres. Sé sincera con el y intenta ayudarle por favor, no tener rumbo en esta edad de verdad puede ser malo, aunque no tenga del todo claro lo que quiera, intenta guiarle por el buen camino y ya encontrara su rumbo, tú solo guíale y asegúrate de apoyarle en el proceso cuando empiece a tener claro lo que quiere hacer … Yo no tenía claro que hacer en un pasado con mis estudios, y de verdad que a esta edad casi nadie disfruta estudiar, así que opino que es muy arriesgado dejar los estudios con mi edad, ya que no tienes claro que es lo que quieres. Si deseas ayudarle puedes intentar abrirle la mente, hacerle ver todas las opciones que tiene y lo afortunado que es de poder estudiar.
    Pero lo primordial es hablar con el sobre su felicidad y como ayudarle a ello, intentar hacerle ver lo afortunado que es. Creo que a veces es complicado escuchar a tu madre si sientes rechazo hacia ella, así que puedes intentar que una persona externa hable con el si no te ves capaz de comunicarle esto bien o si ves que no te hace caso.
    Otra opción mu recomendable que hubiera amado tener hubiera sido acudir al psicólogo para lo de la felicidad, o acudir a un orientador para el tema de los estudios.
    Espero que os vaya todo genial y logres hablar con el, no lo des por perdido nunca y busca soluciones, que siempre las hay. Mucha suerte :)!!

    Responder
  • ayer m hija de 15 años me dijo que se iba a vivir con el padre pq en la casa del padre todo era libertad y en la mia tenia que pedir permiso para todo que con el padre se comunica y que conmigo no le nace que con el padre sale a todos lados y que conmigo entre semana no puede y los fines de semana a veces es muy triste la deje marchar porque no puedo ya retenerla

    Responder
  • HOLA YO TENGO UNA HIJA DE 20 AÑOS SIEMPRE E TRATADO DE ESTAR BIEN CON ELLA PERO ELLA TIENE UN CARÁCTER MUY VOLUBLE DE NADA SE ENOJA Y SE LE PASA RÁPIDO PERO PARA ENTONCES YA ME HIZO SENTIR MAL, YO TENGO EL SÍNDROME WENDY Y ME DA TRISTEZA PORQUE YO E TRATADO DE DARLE TODO Y AMOR , PERO CONSTANTE ELLA ME HACE SENTIR MAL. Y COMO QUE DESPUES SE ARREPIENTE , PERO YO YA TENGO EL CORAZON ROTO

    Responder
  • Yo también estoy pasando esto
    Mi hija de 15 años desde que hablo con la consejera de la escuela ella ha estado muy extraña con mk esposo mi hijo de 18 años y yo ,antes era diferente con ella pero de un día para otro todo cambió es como si fuera una extraña en la casa de distanció de nosotros casi no nos habla siempre le tenemos que hablar nosotros y rogarle que coma y si salimos juntos le pregunto que si quiere esto o el otro pero ella se comporta como si fuéramos extraños. tuve una visita en casa y era una trabajadora social haciendo ls preguntas que si tomamos drogarmos si usamos armas y que si hemos tenidos problemas intrafamiliar y que contábamos con suficiente comida hasta me revisaron el refrigerador porque suepiestamente ella le dijo a la consejera que la maltratamos y tomábamos mucho y que en casa nunca había comida cuando todo eso es mentira.La niña siempre la tratamos bien nunca la golpeamos solo que si hay reglas y disciplina en casa y ella era una niña consentida y desobediente pero ya no se que hacer con ella he visto que publica comentarios videos en tiktok diciendo que yo la odio
    Como puede ser eso?si ella es.mi princesa mi todo

    Responder
    • Tengo una hija de 15 igual q tu y me siento destrozada he llorado como nunca..mi esposo se vino a los usa hace 7 años y nos daba todo se esforzó y yo también en mi país desde q el se vino a usa yo no trabaje y estuve con ellos mi hija era la más dulce y estudiosa luego venimos a estados unidos yo más por ellos son 3 y ya venia la adolescencia mija 15 mi hijo 14 y el último 10 pues mi hija nomas vino a la libertad de acá cambio por completo mal hablada respondona y como veía q estábamos juntos con la decisiones con mi esposo más se enojaba y no salía con nosotros ni nada le gustaba pues un día hablo con la cosejera de la escuela y dijo q mi esposo la golpeó no era cierto solo la regaño fuerte por lo mismo pero días después dijo a la consejera q mi esposo la había tocado indebidamente y la policía vino sacó a mi esposo de la casa y ahora no puede trabajar donde hayan niños yo le dije a mi hija todavía q esta con ella ..pero q hace ahora se va con el novio hasta por 5 días ya no va a la escuela me trata de vieja bruja de mierd@ y me duele tanto hasta escribir esto me duele y lo peor q mis otros hijos están mal porq ellos han visto todo y extrañan a su papa el se regreso a nuestro país porq no tenemos dinero para pagar un abogado y yo sola con ellos y mi hija enamorada de su novio ella quiere traerlo a vivir aquí con ella y dice q porq yo no me voy de regreso a mi pais con su padre….no saben q dolor y sin saber q hacer y sin dinero….porfavor que no les pase lo mismo en verdad q uno quisiera hasta morir

      Responder
  • Hola. Yo estoy viviendo un infierno con mi hijo de casi 17, infierno que llevo desde que pisó el instituto. Pasó de ser un buen estudiante, obediente, cariñoso y bueno a todo lo contrario. Me falta el respeto continuamente, me insulta (subnormal, retrasada, perra, loca, mierda y un largo etc.), me miente una y otra vez, es violento (empujones, agarrones) anda tonteando con las drogas, fuma, bebe… Y no le puedo decir nada. Su padre y yo estamos divorciados, intenté buscar ayuda en el padre y su respuesta fue «que le dejara de dar la lata con los problemas de los niños». Yo he llegado a un punto en el que me pongo a su altura, estoy ya desbordada, llevo cuatro años en este infierno. Ha llegado a reconocer que vive conmigo en vez de con su padre porque yo gano más dinero y le compro más cosas. Los gritos en casa son constantes, yo intento empezar las conversaciones de buenas maneras y ser cariñosa, pero cuando recibo un «cállate retrasada» o «eres subnormal, solo hablas tonterías» ya pierdo todos los papeles. Yo me he desvivido por él y por su hermana, me he sacrificado hasta lo indecible por sacarlos adelante yo sola y solo recibo de él odio, desprecio y empujones. Algunos días pienso que le odio, me acuesto todos los días llorando, le da igual la hora del día que sea. Me monta el espectáculo a las 7 de la mañana y a las doce de la noche. Gritos, golpes, portazos, insultos… Le estuve llevando a un psicólogo, al que se niega a volver a ir y me amenaza de que si le llevo es lo último que hago y cosas así. Bueno, solo necesito desahogarme un poco, yo ya he perdido todas las ganas de vivir y si me mantengo en pie es por su hermana pequeña.

    Responder
  • Buenas noches;
    No he podido evitar las lagrimas. Estoy muy sensible últimamente, por está adolescencia que estamos viviendo.
    Tengo un hijo de 14 años, y no dejo de culparme por el adolescente en el que se está convirtiendo. Creo que no he sabido marcar unos límites claros, no he marcado unas normas y encima creo que no he sabido darle seguridad en sí mismo ni autoestima. Estoy en plena crisis con él. Sé que me quiere y sé que el mismo tiene una lucha interna de sentimientos encontrados conmigo, amor/odio. Lo más doloroso no es discutir, es el desprecio con el que me habla. Las exigencias en todas sus peticiones y su egoísmo total. Entiendo que la adolescencia y la de ahora con las redes sociales es bastante peor que la nuestra. Mi mayor preocupación es no hacer bien mi trabajo como madre y no darle herramientas suficientes para que en su futuro sepa manejar las emociones y los sentimientos de una manera sana

    Responder
  • No se si sea parte de los cambios de la adolescencia tuve que sacar adelante sola a mi hijo su papá fue irresponsable y se desentendió ya cumplidos los 15 años lo empezó a buscar y ahora me e enterado que mi propio hijo habla mal de mi a dicho que no le quiero vomitar nada ni darle de comer cuando en mis posibilidades si lo eh echo nunca lo eh dejado sin comer

    Responder
  • Yo estoy igual ya no se que hacer con mi niña de 12 años es muy tochita ya le dije de una manera y otra y de lo único que se encarga es que me odia y nomas quiero a sus hermanos de 4 y 5 y aveces solo le ablo para que almuerze y se molesta me contesta muy mal todos los días estamos discutiendo y que por q la mando recoger su cuarto, a hacer su tarea todo estoy mal todo y se molesta y al igual ni lo hace la dejo que se levante hasta las 11 de la mañana o a la hra que quiera y ni así le doy gusto ella no me respeta me abla como si fuera cualquier persona

    Responder
  • Hola soy zaheri tengo una niña de 14 años y por motivosde viajé tuve que dejarla un año estado sin ella pero cambió muchísimo de tal manera que me bloqueó de todas partes y con engaños le tuve que traer conmigo pero es otra niña es muy rebelde y me dice que me odia será que la separación con su padre le afectado demasiado que prefiere irse a un internado que estar conmigo pero al contrario con su padre que siempre estado ausente hablan normal nose que hacer con mi hija yo siempre la he sobreprotegido y ahora verla así no socialisa con nadie odia el país que estamos ahora y lo peor esk me dice que nunca me va perdonar que la haya alejado de su mascota

    Responder
  • Tengo un hijo de 15 años ya no lo veo reír siempre está enojado conmigo con su papá sus hermanos me dijo que no quiere saber nada de nosotros que prácticamente me odia que no le haga caso que me ocupé de sus hermanos para que no me pase lo mismo que con el… Me hecha en cara que siempre trabaje y que no estuve cuando el me nesecitaba pero si está en ratos libre o días libres.. la verdad que me lastimo tanto su comentario que siempre estoy esquivandolo para no incomodarlo para ya no se que hacer

    Responder
  • Mi hija tiene 14 años va cumplir 15 ahora en mayo, siento que no hice un buen trabajo como madre me siento frustrada, triste, siento que falle como madre, no me respeta, no me hace caso, me dice que me odia, qué preferiría todo menos estar cerca mío, soy madre soltera y emocionalmente me siento destrozada ver que mi hija se comporte así conmigo fui madre joven, como todos he cometido errores pero siempre he estado para ella y en estos momento siento que ya no puedo hacer nada por recuperar su respeto, cada que intento corregirla me contesta con mil piedras en la mano, nunca fui de pegarle solo castigos como no ver tv, no salir a jugar cosas así, nose que hice mal y como recuperar esa niña amorosa, tierna qué me quería, siento que en realidad no me quiere y de verdad me odia. Nose que hacer me siento demasiado triste con esta situación y si puedo hacer algo por favor asesoren me, gracias.

    Responder
  • Miren, llámenme violenta, loca o lo que sea. Una cosa es la adolescencia y otra cosa la majadería. No hace mucho (10-20 años atrás) la adolescencia se aguantaba, pero la majadería se quitaba con dos correazos. Prefiero que me recuerden así, a que los tenga que ir recogiendo de la calle porque está en drogas
    Y no se olviden de Dios. Dios es amoroso, es bueno, oren mucho que lo que nosotras no podemos, el si puede.

    Responder
  • Marioritsa Picon
    marzo 22, 2024 4:48 am

    Hola tengo una hija adolescente de 12 años bueno casi 13hace poco le conseguí unos mensaje con una amiga en donde mi hija hablaba de lo mucho que odiaba a su papá y a mí, de verdad me quede infartada porque hemos tratado de estar siempre allí, de apoyarla en todo, de darle cariño, de atenderla como la princesa de la casa; pero hoy me encuentro en un agujero negro del cual no supe cómo caí, pensé que mi niña, mi princesa me queria y resulto que me odia y de verdad no se que hacer, porque por mas que busco no se en donde me equivoque……..

    Responder
  • Hola gracias por su artículo, en mi caso se dan todas las circunstancias que en el se comentan, pero además de esto mi hija que llevaba sin hablar 7 años con su padre abandono mi casa y se fue con el a otra ciudad y ahora vive con su abuela paterna con la que tuvo malas Relaciones, a mi no me llama, me tuvo bloqueada, no atiende mis llamadas, cuando viene a mi ciudad va a casa de mis padres, no me visita, no se nada de ella. Cuando se marcho no se llevo nada y estoy destrozada pork es como si hubiera salido de casa y hubiese desaparecido para mi, tener la casa repleta de todas sus cosas cuando fue una niña y luego una chica K nunca se despegó de mi, era todo amor ella para mi y yo para ella, además de muy familiar y encantadora, es obvio que algo a pasado K yo desconozco, el uniko reproche K e tenido por su parte es K si algo de mi casa es de verdad, dando a entender ke la e mentido en todo durante 18 años cosa K no es así, pero no kiere saber de mi se keda con dios sabe K le habran contado. Incluso para kitarme la pensión de alimentos me han demandado tachandome de mala madre, y se me ha llamado maltratadora, cuando puedo más K sobradamente probar K son injurias hacia mi persona. Padezco fibromialgia y desde K paso esto mi vida ya no es vida ni tiene sentido, estoy rota, destrozada. No tengo fuerzas para seguir adelante. Me daría algún consejo K pudiera emplear? Gracias

    Responder
    • Hola Mónica
      No he podido evitar las lágrimas al leerte. Me siento tan identificada!! Mi hija tiene casi 19 años y ahora mismo siento que nos separa un abismo. Viven conmigo desde que me divorcié hace 7 años y su padre no se ocupa absolutamente de nada que tenga que ver con mis hijos, tan solo les pasa la pensión porque le obliga un juez y los ve 3 días al mes. Sin embargo, de repente mi hija, q nunca se había llevado bien con él lo tiene como un padre maravilloso y a mí como una madre controladora y «pesada». Mu único delito pedirle que me eche una mano en casa (no tiene ninguna tarea y ya me conformo simplemente con que no deje todo tirado y sucio a su paso). También tengo fibromialgia, problemas en las dos rodillas y en la espalda, de la q están a punto de operarme. Siento que hasta q aunque me viera grave en una cama de hospital, no le importaría. Lo más irónico es que está estudiando una carrera de ciencias de la salud y se supone que debería sentir empatía por el dolor ajeno… Habla con sus amigas de mi con un odio… Se queja a su padre… Y ha llegado un punto que ya me da miedo a hablar con ella de cualquier cosa porque lo único que hace es hablarme con desprecio. No sé qué hacer… Es ella o mi salud. No lo soporto

      Responder
  • Tengo una adolescente de 16 años y me pasa exactamente lo mismo, me cuestiono en que falle y cuando sin querer el amor se trasformo en odio, que estoy haciendo mal, si mi único objetivo en la vida es que tenga las herramientas para poder enfrentarla.

    Responder
  • Tengo 3 hijas de 15,10, y 8, las 2 mayores que tienen problemas sobre la alimentación. la más grande es muy flaca y come muy poco y no quiere cenar nada y la de 10 ya empezó a no querer comer tampoco y mi solución fue que cenaran junto AMI lo que fuera una fruta algo o les quitaría sus privilegios (internet,salir con sus amigas ets) pues ya se imaginarán ardió Troya la grande llorándo que la dejara ser feliz ,que soy una exagerada. Y la otra niña apoyandola. De verdad me preocupa que no quieran comer y no se que hacer, las obligo o no las obligo hoy en día todo les causa traumas, y eso me pone muy mal siento que falle como mama ahora las 2 mayores ya no quieren estar conmigo. solamente me queda la pequeña y me pongo triste al pensar que dentro de poco se va hacer igual que las hermanas. Mi niña mayor ya va a terapia por qué aparte tiene depresión,y ya no se que hacer me estoy rindiendo

    Responder
  • Hola, estoy viviendo un infierno… Tengo un hijo de 15 años, violento, me odia, y lo he notado que actúa en forma bipolar. Cuando estamos acompañados, hasta puede ser cariñoso, pero cuando estamos solos, cambia rotundamente. Quiere que lo deje hacer todo lo que se le antoja, y muchas de esas cosas son muy negativas para él. Creo que ha consumido droga, y tiene una actitud de ser maleante y una persona que realmente no se de dónde saca esas ideas tan malas. Con los demás personas, insisto…se muestra como niño bueno. Es violento, me empuja, me aprieta y me denosta con sus groserías y malos tratos.
    Hemos ido a terapia y siempre soy yo la que tiene que esperar que pase este tiempo horroroso e infernal… Me pregunto… Llegará ese día??? Que me vuelva a mirar con amor y cariño como lo hizo cuando era pequeñito??…
    No quiere ir al colegio como un joven normal… Cada mañana es muy difícil de enfrentar… Tengo mucho miedo… Me aferro a Dios para que me dé fortaleza.
    Solo le pido que ayude a mi hijo para que me vea como su madre que lo ama ..

    Responder
  • He leído cada comentario y de cada uno se refleja parte de nuestra relación con mi hijo de 19 años, llevamos 3 años luchando con esta pena con ganas de soltar la toalla y rendirme, pero no puedo, es mi único hijo y lo amo, mi deber como madre es seguir, tengo miedo y este miedo me ha hecho más fuerte, empezamos desde clínicas para adolescentes rebeldes y adicciones, terapias de todo tipo, psicólogos, psiquiatras entre otras cosas que la ciencia no acepta, soy madre soltera la comunicación con el padre poco a poco a ido fluyendo positivamente, darnos cuenta que la familia ni esta, es triste me di a la tarea de tratar de cambiar, también asistir a terapias han sido de gran ayuda, comprender y entender a mi hijo, por que yo también fui adolescente y sentir empatia por lo que esta pasando ha permitido tener un diálogo afectivo, seguimos en el proceso, lento, pero con resultados positivos, aceptar mis errores y culpas me han llevado a perdoname, no permitas que otros te juzguen, por que hasta los que se dicen ser psicólogos lo hacen, no permitas los señalamientos, por algo estamos en esta situación, es momento de enfrentarnos por que tu como madre y padre si podemos, siento que hay momentos que me gana la ira, el coraje de no saber los porqués y caer en depresión, no puedo enfermar, no puedo ser débil, el amor es lo que me levanta a diario, buscar alternativas y soluciones, aunque aun no hemos encontrado esa medicina poderosa, no me rindo. Los niños son diferentes a cuando yo lo era, ahora les llaman niños o adolescente hipersensible, por lo que continuo aprendiendo de mi hijo, el amor de los padres es más poderoso y no te rindas. Ellos nos Necesitan no seas una excelente madre, por que no existen, se una mejor madre. Mis mejores deseos para todos.

    Responder
  • Estoy cansada de tanto artículo que te hace sentir que no lo haces bien como madre.La adolescencia de hoy no tiene nada que ver con la que pudimos pasar nosotros , y sencillamente porque esta sociedad está cada vez más carente de valores y éso es lo que perciben y les ha tocado vivir.Es imposible inculcar respeto, trabajo , educación, sentido del deber etc cuando ven que ser «bueno» no sirve de nada
    Ahora dá igual estudiar o no(aprueban igual), no se castiga a los adolescentes delincuentes porque la ley los protege, si le faltas el respeto a un profesor y éste se queja, sus padres van a educación porque su niño no es bien tratado.
    Estamos en una lucha sin solución , en una sociedad donde se premia lo malo y los» buenos» son los tontos.
    Por éso es imposible culpalnos a los padres( algunos sí lo serán porque forman parte de esa sociedad tan distinguida actual y qué se puede esperar)pero.otros muchos lo hemos hecho bien y no tenemos a los hijos que queríamos formar, personas efu adas, trabajadoras y con valores
    Me niego a asumir la actitud de la mayoría de los jóvenes como mía.No es justo

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.