Regalar primer móvil a mi hijo

Este es el mejor momento y la edad ideal para darle su primer móvil a tu hijo

“Quiero un móvil”, dicen los adolescentes; los niños, incluso, desde bien jovencitos. Y la mayoría de los padres y madres no sabe qué hacer, porque una cosa es prestarle el teléfono para que vea un vídeo y otra que tenga a su disposición esa ventanita en la que cabe todo, muchas cosas buenas pero también muchas malas. ¿Cuál es el mejor momento y la edad ideal para darle su primer móvil a un hijo adolescente?

Siempre que hablamos de educación digital toca tener mucha mesura, pues no tenemos modelo educativo (el móvil con acceso a internet es muy reciente), así que debemos “inventarlo”.

Y para ello hace falta mucha reflexión, mucha preparación y mucho sentido común: formarse e informarse y tener la respuesta preparada, si es posible, antes de que los hijos hagan la pregunta.

Así que, si esperabas que este artículo te diera una respuesta numérica (7, 12 o 17 años) sobre cuándo darle un móvil a tu hijo, no es necesario que sigas leyendo. En Adolescencia positiva creemos que la labor de cada padre o madre es informarse para tomar una decisión individualizada (que ni siquiera ha de ser igual para todos los hijos de una misma familia).

Porque solo tú y tu pareja, si educas en pareja, tenéis la respuesta sobre lo que es útil, necesario o posible para vosotros, qué se alinea con vuestros valores familiares y vuestro estilo de vida. 

Mejor momento y edad ideal para darle su primer celular
Nuestros hijos deben estar preparados para responsabilizarse del uso de un móvil

Los peligros de internet para tu adolescente

Ya dedicamos un artículo de este blog a los peligros de internet en la adolescencia, por lo que no insistiremos en ello.

Pero sí vamos a hacer una reflexión sobre el valor de la educación digital. 

El mundo (no solo el de internet) está lleno de peligros. Que te atropelle un coche, por ejemplo, es una posibilidad real; una posibilidad que se reduce mucho si se conocen las normas de seguridad vial pero que, lamentablemente, sigue ahí. Sin embargo, todos los padres y madres terminan dejando salir a sus hijos solos a la calle, cuando confían en que su educación es suficiente. 

Pues bien, del mismo modo en que se da educación vial a niños y niñas de corta edad, que no van a salir solos (y se les señala que se cruza en verde, o cómo reconocer una salida de un garaje), la educación en el manejo de dispositivos electrónicos y de internet, que están continuamente en nuestra vida, debería comenzar cuando los niños son muy pequeños: en el momento en que por primera vez los ponemos delante de la videollamada para que hablen con los abuelos, o cuando les permitimos buscar en Youtube el vídeo de la canción que les gusta…

Este acto educativo debería ir acompañado, además, de reflexiones acerca de cómo relacionarse en internet (en redes sociales, etc.) desde el respeto, la confianza y la autoafirmación. En Adolescencia Positiva no somos partidarios de la “charla” (aunque a veces son necesarias) sino del diálogo informal, aprovechando un comentario de los hijos, una escena de una serie o un verso de una canción.

Porque internet no es un peligro en sí: internet es una herramienta que, usada de forma correcta a una edad adecuada, tiene muchos beneficios.

Algunas preguntas que te deberías hacer antes de poner “la conversación del móvil” sobre la mesa

Lo importante no es, por tanto, la edad, sino la educación digital.

Pero antes de empezar a preguntarte si tu hijo está preparado para tener un móvil, deberías reflexionar sobre algunos asuntos.

Y es que este es el tipo de conversación al que merece la pena ir con las ideas bien claras. Porque la decisión es tuya y necesitas tener argumentos que, aunque no convenzan a tu adolescente, por lo menos sean claros para ti.

Tener claros ciertos principios y ciertos límites es fundamental para la educación tecnológica. Así que si crees que no tienes claros los límites con las pantallas, o si te parece que tu hijo/a ya las usa de forma abusiva, si no sabes bien cómo controlar la frustración que siente cuando toca apagar la consola… 

Entra en nuestro Videotraining gratuito, en el que te daremos algunos tips extra.. 

Algunas de las preguntas que puedes hacerte antes de abordar seriamente la conversación sobre el móvil son:

¿Tu hijo o hija necesita de verdad el móvil, o se trata de un capricho?

¿Hay alguna circunstancia que le haga necesitarlo, como el hecho de desplazarse de forma autónoma?

¿Estás confundiendo la idea de que tenga un teléfono con el hecho de controlarlo?

Porque con teléfono o sin él, si quiere engañarte te engañará: no contestará cuando le llames o irá a un lugar diferente al que te ha dicho que va. La confianza no se puede construir a través de un aparato. Ya hablamos sobre si se debería, o no, geolocalizar hijos adolescentes

¿Es válido el argumento de “todos lo tienen”?

Sí y no. Casi el 70% de los niños y niñas de 10 a 15 años tienen móvil y, a partir de los 15, más del 90%, según el estudio del INE sobre equipamiento y uso de TIC en el hogar. Eso significa que el “todos lo tienen” es en ocasiones cierto (lo puedes comprobar hablando con los padres y madres de sus amigos: siempre es interesante que tengas una cierta relación con ellos), pero no tienes por qué dejarte llevar por ello si no quieres. 

¿Has pensado en lo que implica dar el móvil como premio o regalo?

Quizá podrías reflexionar sobre esto. El móvil debería ser un instrumento que le entregas porque consideras que lo puede necesitar o querer y que está preparado. Si tratas el móvil como premio, o como regalo, te estás aproximando al chantaje. Y dificultas, además, la opción de retirárselo si no cumple con el contrato digital (¿los premios, los regalos se devuelven?).

¿Necesita tu hijo adolescente un móvil de última generación?

Piénsate mucho este asunto antes de hablar con él o ella. Seguramente es lo que quiere, pero quizá no lo necesite de verdad.

¿Te apetece tener un espacio más de lucha con tu adolescente?

Es muy raro que el móvil venga sin conflictos de ningún tipo, muy extraño que no haya que luchar alguna norma (y por supuesto debe venir con normas); si el nivel de conflictividad en tu casa es alto en este momento, quizá no sea ahora cuando más te interesa comprarle un teléfono. El momento llegará, seguro, antes o después.

¿Cómo saber si tu hijo adolescente está preparado para tener un móvil?Mejor momento y edad ideal para tener móvil

¿Qué significa “estar preparado para tener un móvil”? Pues significa, ni más ni menos, que tu hijo o hija tiene la capacidad de tener en sus manos una herramienta tan poderosa como un móvil con acceso a internet. Que es capaz de evitar lo bueno y aprovechar lo malo.

Y de la misma manera que algunos niños con un año hablan y otros con dos hacen solo frases básicas de pocas palabras, y ambos niños están bien, algunos adolescentes estarán preparados antes y otros después. 

La Asociación Americana de Pediatría ha elaborado un acertadísimo cuestionario para saber si los hijos están preparados para tener un teléfono móvil. Basándonos en él, te dejamos aquí algunas de las cuestiones que nos han parecido fundamentales. 

  • ¿Tu adolescente es una persona responsable? ¿Termina lo que comienza, ya sean los deberes escolares u otro tipo de obligaciones o proyectos?
  • ¿Tu adolescente es capaz de seguir, con poca conflictividad, las normas de uso de otros dispositivos? Tu teléfono si se lo prestas, la tablet, la TV, la consola…
  • ¿Tu adolescente sabe cuidar sus cosas?
  • ¿Confías en que, si tú no estás delante, tu adolescente es capaz de tomar buenas decisiones en los asuntos que le conciernen, como salidas, tareas escolares…?
  • ¿Tu adolescente es capaz de manejar sus impulsos, de controlar sus frustraciones?
  • ¿Tu adolescente suele admitir sus errores y pedir disculpas o reparar el daño que haya podido causar?

Si la respuesta a la mayoría de estas preguntas es un sí rotundo, o un “casi siempre”, entonces lo más probable es que tu adolescente sí esté preparado para tener un móvil. 

Si no, nuestro consejo es que lo dejes pasar, por el momento, y que vuelvas al cuestionario en unos meses.

Está preparado para tener móvil, ¿y ahora qué?

Y si te has decidido ya a comprárselo, te aconsejamos que redactes junto con tu hijo un contrato digital para uso del móvil; ya hablamos de ello cuando dimos pautas sobre el control del móvil de los hijos adolescentes. Este tipo de contrato te permitirá crear un marco sencillo para que tu hijo se desenvuelva con tranquilidad. 

Y recuerda, la decisión de darle un móvil a tu adolescente no es, en ningún caso, irrevocable. Si en un momento dado las condiciones cambian, puedes retractarte y retirárselo hasta que se den, de nuevo, las circunstancias adecuadas. 

Recuerda también que no por no tener un móvil tu hijo va a dejar de entrar en internet o de ver porno. Sé realista frente a algunos hechos, como que muchos de ellos ven porno muy jóvenes o que el ciberbullying es algo que existe más de lo que debería, y no dejes de lado nunca la educación tecnológica.

Después de leer este artículo, ¿cuál crees tú que es el mejor momento y la edad ideal para darle su primer móvil a tu hijo/a?

4 Comentarios. Dejar nuevo

  • Pues creo que mi hijo está preparado por muchas de las respuestas del cuestionario, pero a su vez no lo creo necesario y creo que alargare el momento un poco más.

    Responder
  • Hola , creo que mi hijo aún no está preparado ni nosotros tampoco y no es necesario por ahora

    Responder
  • Adriana Alemán
    enero 19, 2023 8:08 pm

    Hola, quisiera ayuda para manejar adecuadamente una situación que está viviendo mi hija.
    Mi hija tiene 10 años, comparándola con sus compañeras de la escuela, ella se encuentra menos madura, es decir, más niña. Inclusive físicamente sus compañeras ya han comenzado a cambiar y ahora tienen otros intereses… creo que ya están entrando en la preadolescencia y mi hija no. Además, la mayoría de sus amigas tienen acceso a un teléfono o Tablet, lo cual les permite ver apps (tiktok, youtube) o videos (musicales de reggaetón, o muy sexuales) que no son apropiados para su edad, según nuestro criterio como padres. También, sus amigas tienen les gusta ver cosas más de adolescentes que mi hija; por ejemplo, Strangers Things, Wednesday Adams, etc.
    El punto es que nosotros con mucha comunicación hemos transmitido a nuestras hijas que disfruten la etapa en la que están y que hay cosas que podrán conocer y vivir más adelante. Les hemos explicado lo complicado y los peligros que puede haber en internet. Creo que mis hijas están de acuerdo con nosotros, porque les he propuesto ver las cosas de las que sus compañeros hablan y ni se les antoja, o les da miedo y prefieren evitarlo. Sin embargo, recientemente, mi hija de 10 años, se siente en la escuela que no puede platicar de nada con sus amigas, que no tienen nada en común. No sé que decirle. Yo quisiera que ella disfrute su niñez y parece que, en la escuela, con sus compañeras se siente excluida, porque, aunque si la invitan a participar, ella siente que no tiene conversación que les pueda interesar a sus compañeras y no conoce de lo que hablan, además me platica que se siente incómoda con el vocabulario (groserías) que usan sus compañeras y que ella no entiende porque ahora hablan así.
    Cuando no está con ellas se le sigue viendo feliz con nosotros y con su hermana menor, sigue jugando como niña. ¿Qué le digo para que ella se sienta segura de sí misma?

    Responder
    • Hola Adriana. Te entiendo perfectamente porque a mi hija le sucedió lo mismo. No debes preocuparte porque poco a poco tu hija aprenderá a aceptar que sus amigas están cambiando y eso no es maol. Tarde o temprano ella lo hará también, Esta es una oportunidad para ella de aprender a estar con personas diferentes sin perder su propia personalidad. En la vida nos cruzamos con muchas personas diferentes a nosotros y aunque nos pueden intimidar o dar cierto temor, lo bueno es que tu hija va a aprender a aceptar la diferencia desde pronto. Lo más importante es que ella siempre encuentre apoyo y acompañamiento en sus padres. Y que la escuchéis cuando necesite hablar. Saludos

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.