Los mejores consejos para superar con éxito la evau/ebau

LOS MEJORES CONSEJOS PARA SUPERAR CON ÉXITO LA EVAU/EBAU

En unas semanas, aproximadamente 22000 estudiantes de toda España se jugarán su futuro en un examen que suscita ansiedad desde los años 70: la Selectividad, EvAU/EBAU (según comunidad) en la terminología actual, con la que se establecen las notas de acceso a los estudios universitarios, y la posibilidad o no de estudiar la carrera que se desea. Aprobar la Selectividad no es cuestión de suerte, y por ello hoy queremos hablar de los mejores consejos para superar con éxito la EvAU/EBAU.

Ya dimos, hace unos meses, algunos consejos para enfrentarse a los exámenes de fin de curso, así que no insistiremos sobre ello ahora, aunque sí aprovechamos para recordar que el estudio solo puede mantenerse si se combina con un descanso adecuado y algo de actividad física, y que esto es válido tanto en 1º de la ESO como en la EvAU/EBAU.

La EvAU/EBAU no es un examen como cualquier otro

La EvAU o EBAU impone respeto, pero la realidad es que aprueba más del 90% de quienes se presentan, por lo que el verdadero desafío consiste en obtener nota suficiente para superar el “corte” de la carrera que se quiere cursar. 

Ese corte, recordamos, no viene impuesto por la Universidad en cuestión, sino establecido por el numerus clausus, el número de plazas de unos estudios en particular, y las notas quienes se presentan. Si hay, por ejemplo, 50 plazas en una carrera, se coloca por orden de nota a los aspirantes y la nota del número 50 será la de corte.

Superar la evau/ ebau
Técnicas de estudio

Por eso las notas de corte de los cursos anteriores pueden ser una orientación, pero nunca una ley. Hay que tenerlas en mente, porque normalmente no varían mucho de un año para otro, pero sin olvidar que pueden hacerlo.

Lo mejor sería olvidarse un poco de la nota y tener clara la meta a la que se aspira al presentarse a la Selectividad. Porque cuando sabemos lo que queremos, estamos mucho más dispuestos a esforzarnos por ello. 

Y es que la motivación no nace solo del gusto: también la podemos plantar, como una semilla. Querer estudiar informática no va a hacer que te gusten las matemáticas como por arte de magia, pero saber que dedicar un tiempo de tu vida a estudiar matemáticas te va a servir para lograr tu meta seguramente te ayudará a centrarte más en el objetivo y menos en el malestar que te puedan causar las matemáticas en este momento.

Cuestión de estrategia

Por otro lado, cuando nos enfrentamos a la EvAU/EBAU hay que hacerlo con estrategia: saber cómo ponderan las asignaturas de la fase optativa y tener claro en qué podemos obtener mejor nota ayuda, y mucho. 

Pero ello ha de hacerse sin dejar de lado las asignaturas troncales, pues en ellas se va el grueso de la nota. 

Así que hay que dividirse el tiempo de forma racional: a veces es mejor trabajar más una asignatura en la que estamos seguros de obtener fácilmente una buena calificación que intentar dedicarles a todas el mismo tiempo cuando hay alguna en la que sabemos que nos va a costar superar el cinco.

Y por último, y aunque parezca obvio, los mejores resultados en la EvAU/EBAU se obtienen cuando se estudia bien, con métodos y estrategias adecuados. Es verdad que unas semanas antes no es el momento de probar cosas nuevas, pero sí deberías ayudarte procurándote un espacio de estudio adecuado, sin distracciones (no: la música no te ayuda a estudiar, es un estímulo que compite con los libros) y con las técnicas adecuadas para el tipo de estudiante que eres y para cada asignatura. 

Técnicas de estudio para tener éxito en la EvAU/EBAU

Aunque lo ideal hubiera sido haber estudiado desde que empezó el curso, y haber preparado esquemas para repasar ahora, sabemos perfectamente que esto casi nunca es así; por ello te traemos algunas técnicas de estudio que aún pueden ayudarte a superar la EvAU/EBAU.

  • Selecciona la información

Si es posible, intenta no aprender nada nuevo durante estas semanas (dedícalas solamente a repasar los contenidos que ya conoces) pero, si crees que sí necesitas aprender temas nuevos, selecciona muy bien cuáles. Quédate solo con los que creas más importantes o más fáciles de memorizar, y desecha los otros.

  • Hazte esquemas, sí, pero sin mirar el textoaprobar la evau/ebau

Los esquemas ayudan muchísimo, pero solo si son propios y si, además, los haces sin volver a mirar el texto; es decir, lee, subraya y luego cierra el libro para hacer realizar el esquema. Si no eres capaz, mejor que hacer el esquema mirando, vuelve a leer.

Y es que un esquema es ya una reelaboración, es decir, la manera en que tu mente ha asimilado unos conocimientos. No es el paso previo a aprender, sino que hacer el esquema es ya una prueba de aprendizaje. Si lo redactas sin mirar el texto, significa que ya tienes la mitad del camino hecho.

  • Practica con ejercicios del mismo tipo que los de la EvAU/EBAU

Seguro que ya conoces bien el tipo de prueba a la que te vas a enfrentar, así que no te canses de practicarlo, una y otra vez, dándote los mismos tiempos que en el examen (puedes encontrar modelos resueltos en internet, o pedírselos a tu profesor). Esto te ayudará a mejorar en la resolución de los ejercicios, a reducir tus tiempos y a llegar a la Selectividad con más confianza y seguridad en tus capacidades.

  • Repasa siempre 

No dejes completamente de lado algo que ya sabes: guárdate un tiempo para los repasos, preferiblemente un día diferente al que te has estudiado el tema en cuestión.

Y es que quizá creas que te sabes algo pero en realidad no te acuerdes muy bien. Cuando acabamos de estudiar un concepto, o de aprender a resolver un tipo de ejercicio, es normal retenerlo bien, pero lo verdaderamente importante es que este se haya fijado en nuestra memoria a largo plazo, y eso solo podemos comprobarlo dejando pasar un tiempo.

  • Cuando repases, ponte a prueba

Es muy común repasar simplemente leyendo los apuntes, pero este tipo de relecturas son poco eficaces. Lo mejor para repasar es pensar, sin mirar, en la respuesta correcta, como si estuvieras en el examen.

Si estás repasando, por ejemplo, problemas de física, piensa en cómo abordarías el problema, qué operaciones realizarías y por qué razón. Si te encuentras ante una asignatura en la que debes desarrollar un tema extenso, anota (sin mirar) o rememora el esquema que seguirías para desarrollarlo, y los conceptos y fechas más importantes. Después, solo después, consulta tus esquemas o apuntes y fíjate en lo que has olvidado.

De este modo tu mente realiza un trabajo mayor que si solamente lees y, por tanto, los conocimientos se fijan mejor.

El día D: afronta la EvAU/EBAU con serenidad

Sí, se puede llegar a la Selectividad con tranquilidad, y de hecho obtendrás mejores resultados si lo haces así. Hay algunos consejos que puedes aplicar para ello:

Consejos para el día anterior a la Selectividad:

  • Déjate la tarde libre (no te agobies repasando más y más) y prepáralo todo, desde la ropa que te vas a poner hasta los lápices, bolígrafos o el diccionario de latín.
  • Evita, además, el alcohol y las bebidas excitantes por la tarde: te impedirán dormir. Tampoco es necesario que tomes infusiones; mejor haz algo de deporte por la tarde y vete a dar un paseo antes de cenar.
  • Acuéstate temprano y evita las pantallas a última hora, para dormir suficiente.

Consejos para afrontar las pruebas de Selectividad:

  • Levántate con tiempo suficiente, toma tu desayuno habitual y sal hacia el centro de examen con mucha antelación, así no llegarás tarde si sucede algo (si el autobús va con retraso, por ejemplo).
  • Cuando por fin tengas el examen en las manos, respira, date tiempo y lee las preguntas despacio. Si tienes varias opciones, es el momento de pensarte bien cuál vas a elegir.  
  • Organízate bien para aprovechar mejor el tiempo: comienza siempre por las preguntas que te sepas mejor, pero nunca pierdas de vista el reloj.
  • Déjate siempre tiempo para repasar: te servirá para pulir errores y para corregir faltas de ortografía o expresión.

¿Y después de la Selectividad?

Acabar una prueba importante siempre es motivo de celebración, así que, independientemente de cómo creas que te ha ido, felicítate por haber llegado hasta aquí y disfruta del tiempo libre. 

Recuerda, además, que la selectividad no determina la persona que eres y que tu vida laboral no depende únicamente de tus estudios: mucha gente decide reorientarse y termina trabajando en asuntos totalmente diferentes a la carrera que estudió.

Si eres madre o padre, y quieres saber cómo puedes ayudar a tu adolescente en este momento de estrés y ansiedad, te invito a realizar el taller CONFÍA👈 donde te daré un montón de recursos y herramientas para afrontar la EvAU/EBAU con mayor confianza y paso firme.

Dime, ¿cuáles son tus temores o los de tu hijo con respecto a la EvAU?

¿Por qué procrastinan los adolescentes?

1 Comentario. Dejar nuevo

  • Muchísimas gracias por el artículo. Me va genial para atender a mi adolescente que lo está pasando regular con los últimos exámenes.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.